Objetivos 2019

Como cada año, y ya van diez, David Bonilla escribe de nuevo sus Objetivos para 2019. El año pasado me pareció buena idea y me planteé objetivos para el año 2018 a modo del experimento aunque no los publiqué. Esta vez me propongo publicar mis objetivos para 2019.

2018 Restrospectiva

El 2018 ha sido un año complicado en el que hemos estado más tiempo del esperado en el Hospital. Sin embargo, desde el punto de vista profesional estoy satisfecho: ha supuesto la consolidación de un modelo de trabajo (Agile) que nos ha costado mucha sangre implantar. Si hace 2 años mi puesto de trabajo era Mordor, ahora mismo puedo decir que estoy relativamente cómodo.

Algunos hitos:

  • He cumplido 50 años, cosa que me ha sentado como una patada en los mismisimos.
  • He cumplido 25 años en EPRINSA. ¡Media vida!
  • Participé en Startup Weekend Córdoba E-Health. Un soplo de aire fresco.
  • Conocí virtualmente con Alberto Arroyo, lo que ha sido un revulsivo personal y la confirmación de que el trabajo que estaba realizando en Aurora Project era necesario. Luchar contra el cáncer infantil es una tarea para titanes y yo, muchas veces, siento que no soy más que un pobre mortal aislado en el universo frio.

Repaso de los objetivos que me marqué para 2018:

Objetivo: Ser más Amable

Incompleto: :-1:. Efectivamente 2017 fue un año duro en el trabajo que produjo mucha crispación. El objetivo quería corregir la situación. Es cierto que no me permito un correo electrónico que no empiece con un saludo amable, ni me permito terminar una conversación sin agradecer, por lo menos, la atención prestada. Sin embargo, no es suficiente y creo que me ha faltado sonreir más.

Objetivo: Pesar 86 kg

Satisfecho :+1:. Bien es cierto que ahora peso 88 kg resultado del descontrol de las fechas en la que estamos, pero antes de navidades tenía el peso Objetivo. El año 2018 lo empecé con 92 Kg.

Objetivo: Dieta más variada

En casa yo suelo ser el encargado de la cocina. No me disgusta ya que es fácil convertirla en una tarea creativa. Uno de los mayores problemas es encontrar recetas variadas, sanas, que no requieran destreza de Master Chef, que no necesiten grandes inversiones de tiempo y que sean del agrado de toda la familia o, al menos, de la mayor parte.

No: éste objetivo no puedo ponerlo como superado :-1:.

Objetivo: Mejora sustancial en mi inglés

Satisfecho :+1:. Creo que, efectivamente, he mejorado sustancialmente en el idioma, gracias sobre todo a Dominique, mi teacher en la academia en el curso 2017/2018. Continúo avanzando.

Objetivo: Lectura de 6 libros

Superado :+1:. Desde el primer momento me di cuenta que el objetivo estaba mal formulado por estar enfocado a la cantidad y, hablando de libros, debe pesar más la calidad que la cantidad. Aunque dicho objetivo tal y como lo apunté lo he superado sin problemas, lo importante es que he retomado el hábito de la lectura (de libros) y el agrado por el formato “libro” donde se expone una idea de manera ordenada y estudiada en detalle.

Dos libros me han marcado especialmente y recomiendo:

  • Daniel Kahneman: “Pensar rápido, pensar despacio”.
  • Nassim N. Taleb: “Antifrágil. Las cosas que de benefician del desorden”.

Objetivo: 2018 sin lesiones

Conseguido :+1:. Evidentemente ha sido a costa de bajar el ritmo. Después de un año 2017 en el que salía de una lesión para entrar en otra y que el médico me recomendara “cambiar a otro deporte menos agresivo y más acorde con mi edad”, necesitaba disfrutar de correr. No he participado en ninguna competición este año.

2019 Punky

Unos objetivos que no se traducen en acciones concretas no son más que palabras. Ya sabes, aquello de objetivos SMART. Sin embargo, tratar de mejorar en la vida personal con objetivos SMART me parece algo así como hacer que un artista mejore midiendo la cantidad de cuadros que pinta o el precio de venta.

Siempre he tenido un corazón algo Punky. Ecequiel Barricart en su libro “Think Punk”, dice

Think Punk es tener una idea radical y simple, que se pueda realizar de forma ágil, y que sea tremendamente sexy, y para llevarla a cabo hay que poner el foco en la meta y gestionar lo de en medio

David Bonilla, expresa sus objetivos de una manera simple y sexy (2018: TIMBERLAKE, 2019: MITTY). Posiblemente esa sea la mejor forma de marcarte objetivos personales. Si no lo hacemos sexy y divertido no conectaremos emocionalmente con los objetivo y no servirá de nada.

No hay nada tan punky como dar patadas. Yo quiero patear el culo al Cáncer Infantil. Es mi guerra. Para ello voy a intentar poner de acuerdo a las asociaciones que trabajan en nuestro país apoyando la investigación en cáncer infantil para crear un plan nacional para la investigación en cáncer infantil al alcance de todos.

Después de esto, el resto se convierte en anecdótico: si bajo mis 86 Kg a 82 o 80 Kg o si leo 10 o 20 libros deja de ser un objetivo para formar parte de “lo de enmedio” que debo gestionar. No. No voy a marcarme más objetivos. ¡Soy punky!

Escrito el January 1, 2019